Marca o Branding

El buen diseño visual no es sólo una solución cosmética para los wireframes. Definir un "buen" diseño visual o de marca es lo mismo que definir un buen producto. Un "buen" diseño se basa en las necesidades humanas reales, y tiene un propósito racional.

Debe basarse en un proceso organizado para que cumpla con sus objetivos comerciales y de marketing, y transmita eficazmente un mensaje claro. Un buen diseño es una solución funcional que añade valor a una mejor experiencia del usuario.

El diseño visual del producto es una traducción del lenguaje de la marca al mundo digital interactivo. El branding posiciona un producto en el mercado, clarifica su identidad y le da un valor añadido.

  • Investigación y descubrimiento
  • Definir los atributos de la marca
  • Creación
  • La toma de decisiones
  • Apoyo a la aplicación y el desarrollo

Identidad de la marca

 

Para desarrollar experiencias positivas y significativas que posicionan la empresa en la mente de los consumidores, es importante conocer al usuario y saber quiénes son, cuáles son sus intereses y cuál es la mejor manera de atenderlos. La experiencia de usuario apoya a la materialización de los valores y atributos de la marca en sus canales físicos y principalmente en los digitales.

Para construir una marca que se perciba como auténtica y coherente, se debe tener claro el tono, la voz, la personalidad y la forma de expresarse.

La identidad verbal de una marca está compuesta por dos elementos principales, el tono de voz y el naming. El tono de voz es la forma de hablar de una marca, y cómo ésta se expresa con sus diferentes públicos. Contribuye a proyectar la personalidad de la marca y a asegurar que se mantiene consistente en todos los mensajes que la compañía emite.

Por otro lado, un nombre es ese conjunto de letras capaz de representar la realidad diferencial de una compañía o producto. Es ese término que tiene la fortaleza suficiente, a nivel sonoro y de significado, como para quedarse a largo plazo en la mente de sus consumidores.

Un naming puede ser muy diferente en función de las particularidades de cada compañía; recurriendo desde una perspectiva puramente literal a denominaciones más evocadoras o incluso, apostando por un enfoque fantasía. Esto implica resultados muy distintos que, por lo tanto, requieren también tratamientos especiales a nivel de marca y comunicación.

Más información

Directrices de la marca

 

Las marcas fuertes tienen personalidades al igual que las personas. Todas las marcas deben hablar de una manera particular, pueden ser fácilmente reconocidas y comportarse como se espera de ellas.

Dentro de nuestra oferta creativa no nos conformamos con el diseño de logotipos sino que creamos valor para la identidad visual corporativa definiendo su universo gráfico, su tono de voz, las pautas de marca para definir y ayudamos a administrar tu marca para que sea coherente y transparente.

Contribuimos a que las marcas cobren vida en todas las direcciones, siempre inspirándonos en la estrategia de la marca definida. Desarrollamos para cada organización una identidad visual corporativa diferente y memorable creando una experiencia de marca única. Un Universo gráfico que potencie cada uno de los valores de marca y que identifique a la marca en cada uno de sus puntos de contacto.

El logotipo es uno de los elementos de marca más potentes, aunque no es el único. En un logotipo confluye la identidad verbal, o naming, junto con la identidad visual y además encabeza nuestras comunicaciones corporativas. Por ese motivo, el logotipo debe acompañar al resto de recursos gráficos compartiendo los mismos conceptos, así como los mismos códigos visuales que potencien y proyecten la nueva estrategia de marca.

Más información